• jhoanwikox

El cuidado de las venas en tratamiento




Lic. María del Rosario González. Enfermera.


La quimioterapia es una de las principales tecnologías terapéuticas utilizadas para combatir

el cáncer. Se basa en medicamentos que son administrados generalmente por vía

intravenosa, es decir, a través de un tubo diminuto de plástico, o catéter, insertado en una

vena en su antebrazo o mano.


Estos medicamentos, al pasar por las venas, las irritan o endurecen, y con el tiempo se

puede hacer difícil canalizar la vía. Por ello, es importante que usted nos ayude a nosotros,

el personal de enfermería, a cuidar el área y el brazo por donde se administra el tratamiento.


En la administración de la quimioterapia se recomienda elegir el antebrazo como primer

acceso venoso, siguiendo con el dorso de la mano hacia arriba para seguir utilizando el

trayecto de las venas en ascenso. En el momento de la inserción del catéter en la vena, el

enfermero debe tener la precaución de:


❖ No emplear el brazo afectado en aquellas pacientes a las que se le ha practicado

una extirpación ganglionar o mastectomía.


❖ Si es posible, canalizar el miembro no dominante y asegurarse de que el punto de

inserción no dificulte sus actividades diarias.


Otras recomendaciones para el cuidado de las venas son las siguientes:


❖ Mientras el tratamiento se está administrando, mantenga la mano apoyada sobre

una almohadita, evitando movimientos bruscos que puedan dificultar el retorno

venoso durante la infusión y desplazar el catéter fuera de la vena, sobre todo cuando

tenga que ir al baño.


❖ Algunos medicamentos son muy irritantes y pueden causar daños serios y

permanentes al tejido si se filtran de la vía; por lo que se recomienda no movilizarse

mientras están pasando.


❖ No es común que se presenten molestias en el sitio de la vía mientras pasa el

medicamento, pero si siente enrojecimiento, inflamación, dolor o sensación de

quemazón, notifíquelo de inmediato al personal de enfermería. Ellos sabrán qué

hacer para aliviarle.


❖ El catéter venoso puede causar una cicatriz o debilitar las venas después de varias

sesiones de quimioterapia. Por lo tanto, es recomendable aplicarse en su casa al

menos dos veces al día compresas de agua tibia o manzanilla, pues ayudan a

desinflamar y recuperar la irritación de las venas.


❖ No se realice masajes sobre el área de punción inmediatamente después de recibir

el tratamiento.


❖ Aplíquese las compresas o pañitos indicados. Mientras reciba quimioterapia,

mantenga humectados los brazos y manos con cremas humectantes.


❖ No se exponga al sol, pues su piel está muy sensible y se mancha y quema con

facilitad. Utilice protectores solares, y recuerde que aunque el día esté fresco o

nublado los rayos solares siempre pueden producir lesiones.


 

Consulta la disponibilidad de medicamentos en nuestro buscador



382 visualizaciones

Entradas Recientes

Ver todo